Vocación Sacerdotal

¿Sacerdote yo? ¿Por qué no?

¿Qué es Vocación?

A menudo enfrentamos que algunas de las cosas más importantes de la vida, son difíciles de definir.  El sentido de lo que significa la palabra vocación puede ser interpretado de diferentes formas y por tanto puede crear confusión.

Por ejemplo, existen las vocaciones profesionales, tales como los médicos, los abogados, los ingenieros para citar algunas.También hablamos de "vocación matrimonial" y la "vocación a la vida consagrada". ¿Qué entendemos por esto?

La palabra vocación viene del verbo en Latín Voco-Vocare, que significa llamado. Cuando sentimos que tenemos una vocación, estamos afirmando un llamado que se nos hace. La Vocación Sacerdotal es un llamado de Dios a los hombres para servir a sus hermanos.

¿Quién nos hace ese llamado?

Dios es quien nos llama. Iluminados por la fe y la confianza en la providencia, sabemos con certeza que toda vocación viene de Dios.

¿Cómo se si Dios me está llamando a ser un Sacerdote Católico?

No hay una respuesta absoluta. Pero con sentida oración y un profundo discernimiento será posible para nosotros ver algunas de las señales que nos indican que Dios nos está llamando al sacerdocio. Entre estas podemos citar:

1. Vida de gracia.

2. Gusto por las cosas de Dios.

3. Capacidad intelectual.

4. Equilibrio emocional.

5. Vida de castidad.

6. Amor a la iglesia.

7. Amor a la Eucaristía.

8. Actividad Apostólica.

Si desea recibir más información o hablar con el director de la oficina para las Vocaciones Sacerdotales, Reverendo Adam Johnson, favor comunicarse al 816.756.1850 extensión 572 o escríbir al correo electrónico vocations@diocesekcsj.org.

"Ven y te haré pescador de hombres".